Carpintero tallando madera
Carpintero tallando madera

SABER HACER

El lenguaje del oficio

Los hacedores nos identifican culturalmente. Tienen sabor a pasado, aunque estén presentes en nuestro día a día. Sastres, curtidores, serigrafistas, zapateros, carpinteros, relojeros, ebanistas, herreros, grabadores, reparadores... Todos confrontan la lógica industrial con prácticas que integran cuidado y pasión, a la vez que reivindican el valor del uso.

Esta exposición pone el acento en quienes se resisten con su autonomía de artesanos y sabedores a la producción masiva. La singularidad en el resultado, la dedicación, la paciencia y el contacto con el material que ellos validan nos recuerdan la belleza de la filigrana en un oficio.

Así, esta muestra recopila piezas de los fotógrafos León Ruiz, Diego García, Horacio Gil, Gabriel Carvajal, Gonzalo Escovar y Fotografía Rodríguez, todas pertenecientes a la colección patrimonial que custodia el Archivo Fotográfico de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín.

SABER HACER

El lenguaje del oficio

Los hacedores nos identifican culturalmente. Tienen sabor a pasado, aunque estén presentes en nuestro día a día. Sastres, curtidores, serigrafistas, zapateros, carpinteros, relojeros, ebanistas, herreros, grabadores, reparadores... Todos confrontan la lógica industrial con prácticas que integran cuidado y pasión, a la vez que reivindican el valor del uso.

Esta exposición pone el acento en quienes se resisten con su autonomía de artesanos y sabedores a la producción masiva. La singularidad en el resultado, la dedicación, la paciencia y el contacto con el material que ellos validan nos recuerdan la belleza de la filigrana en un oficio.

Así, esta muestra recopila piezas de los fotógrafos León Ruiz, Diego García, Horacio Gil, Gabriel Carvajal, Gonzalo Escovar y Fotografía Rodríguez, todas pertenecientes a la colección patrimonial que custodia el Archivo Fotográfico de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín.

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

ALFARERO

Platos, jarrones, alcancías y un sinnúmero de objetos pueden ser moldeados por las manos de un alfarero. Aunque actualmente se utilizan máquinas sofisticadas, como las impresoras 3D o los grandes tornos, estas nunca llegarán a producir la cantidad de detalles que logra el alfarero con sus manos.

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

Año de publicación: ca. 1964

Año de publicación: ca. 1964

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

ALFARERO

Platos, jarrones, alcancías y un sinnúmero de objetos pueden ser moldeados por las manos de un alfarero. Aunque actualmente se utilizan máquinas sofisticadas, como las impresoras 3D o los grandes tornos, estas nunca llegarán a producir la cantidad de detalles que logra el alfarero con sus manos.

Año de publicación: ca. 1964

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

Año de publicación: ca. 1964

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

CARPINTERO

El carpintero es el artesano que se encarga de transformar la madera en herramientas y objetos útiles. Muebles, utensilios para la cocina, puertas y otros elementos son fruto del trabajo manual de este hacedor.

Con la tecnificación de la carpintería, su oficio se ha cualificado; sin embargo, conserva sus orígenes artesanales.

Año de publicación: ca. 1965

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

Año de publicación: ca. 1965

Fotógrafo: Fotografía Rodríguez

CARPINTEROS

La Escuela de Artes y Oficios de Medellín surgió en 1871 como una forma de alimentar el progreso de Antioquia mediante la tecnificación de los artesanos. Cumpliendo requisitos de admisión y permanencia ligados a la moral de la época, los estudiantes recibían formación gratuita en carpintería, mecánica, imprenta, hojalatería, fundición, albañilería, ebanistería, grabado, litografía, entre otras áreas.

Estaba ubicada donde se encuentra el complejo patrimonial de San Ignacio. Suspendió su funcionamiento entre 1887 y 1892, y durante la guerra de los Mil Días, cuando funcionó como taller militar. En 1901 fue reemplazada por la Escuela de Artes y Mecánica, en concordancia con la naciente vocación industrial de la ciudad.

Año de publicación: 1927

Fotógrafo: Fotografía Rodríguez

Año de publicación: 1927

Fotógrafo: Diego García

FOTÓGRAFO

El oficio de fotógrafo apareció en Medellín tan pronto como las técnicas fotográficas empezaron a propagarse por el mundo. Hombres y mujeres con destrezas que combinaban ciencia y arte registraron desde 1849 la vida cotidiana y, con ella, los diversos oficios de una villa que se fue haciendo ciudad.

A la par con los que usan herramientas sofisticadas, ha habido quienes se han hecho fotógrafos adaptando con ingenio materiales y saberes, combinando lo artesanal con lo tecnificado, para dejar registro de su presente. Hoy la fotografía es una práctica con la que guardamos recuerdos para el futuro, pero con la que le damos, además, un estatus de extraordinario a lo cotidiano.

Año de publicación: 1977

Fotógrafo: Diego García

Año de publicación: 1977

Fotógrafo: León Ruiz

HILANDERA

Zapatos, blusas, pantalones, bolsos y un sinnúmero de artículos son los que pueden fabricar estos artesanos del hilo, la lana y la aguja. A pesar de la oferta de la gran industria textil, todos hemos portado una prenda, adorno o utensilio tejido a mano y es la sensación que esto genera sobre el cuerpo, la que hace que este oficio sobreviva.

Año de publicación: 1986

Fotógrafo: León Ruiz

Año de publicación: 1986

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

LUTIER

Originalmente, el lutier apareció como un fabricante y reparador de instrumentos de cuerda como el violín y el piano. El término se extiende a quienes tienen como oficio construir y arreglar todo tipo de instrumentos musicales.

En Colombia, los lutieres se enfocan en la fabricación y reparación de tiples, bandolas, guitarras adaptadas, entre otros. Son artesanos del sonido.

Año de publicación: ca. 1964

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

Año de publicación: ca. 1964

Fotógrafo: Horacio Gil Ochoa

MECÁNICO

A menudo vestido de overol y cargado de llaves de expansión, el mecánico despieza, engrasa, “carbura” y calibra los misterios del vehículo.

En Medellín, los mecánicos hacen parte del paisaje popular urbano: apostados en talleres, normalmente en pequeños locales, cambian esto por aquello, o aquello por esto... Son referente del trabajo manual.

Año de publicación: 1960

Fotógrafo: Horacio Gil Ochoa

Año de publicación: 1960

Fotógrafo: León Ruiz

MECÁNICO

Barrio Triste es un lugar de Medellín en el que, desde hace más de 50 años, se repara todo lo relacionado con la industria automotriz. Una mezcla de ingenio y precios bajos ha hecho famoso y perdurable este enorme taller de la ciudad.

En Barrio Triste el trabajo manual ligado a motores, carrocerías, carpas y llantas sobrevive, a pesar de los grandes concesionarios, por el valor que tiene la solución particular y personalizada, el saber y la técnica aplicados al caso concreto.

Año de publicación: 1985

Fotógrafo: León Ruiz

Año de publicación: 1985

Fotógrafo: León Ruiz

MECÁNICO

Barrio Triste es un lugar de Medellín en el que, desde hace más de 50 años, se repara todo lo relacionado con la industria automotriz. Una mezcla de ingenio y precios bajos ha hecho famoso y perdurable este enorme taller de la ciudad.

En Barrio Triste el trabajo manual ligado a motores, carrocerías, carpas y llantas sobrevive, a pesar de los grandes concesionarios, por el valor que tiene la solución particular y personalizada, el saber y la técnica aplicados al caso concreto.

Año de publicación: 1985

Fotógrafo: León Ruiz

Año de publicación: 1985

Fotógrafo: Horacio Gil Ochoa

MECÁNICO DE BICICLETAS

Años 50,  inicios de la Vuelta a Colombia... Primero fueron el “Zipa” Forero y Ramón Hoyos. Siguieron Martín Emilio "Cochise" Rodríguez, el "Jardinerito de Fusagasugá" Luis Herrera, hasta llegar a las grandes gestas de Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Egan Bernal, los llamados escarabajos, que han sido portadores de la bandera nacional en los podios de las carreras ciclísticas más importantes.

Tanto para los profesionales como para los ciclistas aficionados, los mecánicos son aliados que facilitan la aventura de cabalgar sobre sus "caballitos de acero". El mecánico de bicicletas con su taller móvil y, por lo mismo, casi siempre improvisado, se empeña en resolver de manera oportuna las dificultades que presentan estas máquinas de pedal.

Año de publicación: ca. 1960

Fotógrafo: Horacio Gil Ochoa

Año de publicación: ca. 1960

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

PELUQUERO

Los peluqueros son artistas de las formas, los cortes y los colores. Ser uno de ellos implica leer de qué manera quiere el otro mostrarse ante los demás.

Como un componente de la belleza, junto a la vestimenta y el maquillaje, los peinados y los cortes son maneras personales de comunicarse.

Año de publicación: 1950

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

Año de publicación: 1950

Fotógrafo: León Ruiz

VENDEDOR DE "RASPAO"

El "raspao", granizado originario de la región Caribe, se vende en carritos artesanales en las afueras de las escuelas, en los parques o en cualquier otro lugar en donde haya aglomeraciones. En el municipio de Malambo, en el Atlántico, se realiza el Festival del "raspao", lo que hace de estos copitos de nieve un elemento tradicional.

El "raspao", nacido como un producto artesanal, ha pasado, gracias a sus características exóticas, por las más altas cocinas del mundo y por máquinas automáticas que mantienen la bebida en la temperatura correcta.

Año de publicación: 1985

Fotógrafo: León Ruiz

Año de publicación: 1985

Fotógrafo: Fotografía Rodríguez

SASTRES

En nuestra ciudad, en las décadas de los ochenta y los noventa, era común encontrar en cada barrio un sastre encargado de elaborar trajes a medida para hombres y mujeres. Este oficio, completamente artesanal, partía de la toma de medidas, para el diseño y la confección de la prenda, hasta su prueba y ajustes finales.

Actualmente, la importación de prendas a bajo precio, de países como China, ha reducido significativamente su trabajo, aunque dada la existencia de cuerpos y de gustos que no encajan en el tallaje y las propuestas del prêt-à-porter, o “listo para llevar”, este no ha desaparecido completamente.

Año de publicación: 1921

Fotógrafo: Fotografía Rodríguez

Año de publicación: 1921

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

SILLETERO

Desde mediados del siglo XIX, los silleteros de Santa Elena llegaban a la ciudad a vender sus productos en los barrios e iglesias de Medellín. A partir de esta práctica que combina trabajo rural e ingenio artesanal se fue consolidando el desfile de silleteros; una tradición que ahora, después de 60 años, es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) de la nación.

El desfile de silleteros comienza en el corregimiento de Santa Elena, donde los silleteros y sus familias cultivan las flores para construir sus silletas. Este oficio se transmite de generación en generación y se ejerce con orgullo.

Año de publicación: 1964

Fotógrafo: Gabriel Carvajal

Año de publicación: 1964

Fotógrafo: Diego García

SOLDADOR

La fusión es el paso de un material de su fase sólida a una líquida. De este fenómeno físico se aprovechan los soldadores para, a partir de metales líquidos a altas temperaturas, unir partes y crear formas.

Esa fusión de metales genera destellos de luz intensos: durante este procedimiento algunas partículas del metal salen despedidas a gran velocidad. Es por esto que quienes ejercen este oficio deben cubrirse con máscaras, elemento que los identifica.

En una ciudad industrial, como fue Medellín durante el siglo XX, los soldadores fueron fundamentales, por ejemplo, en las empresas siderúrgicas.  

Año de publicación: 1956

Fotógrafo: Diego García

Año de publicación: 1956

Fotógrafo: León Ruiz

PESCADOR

Durante la primera mitad del siglo XX, en Medellín y sus alrededores, era común pescar de manera artesanal.

La pesca puede ser pasiva o activa, y los tejidos tradicionales varían de acuerdo a la región. Hay redes de cerco, de tiro, de arrastre, de caída, de enmalle, entre otras.

El proceso de tejido artesanal forma figuras. El tamaño de estas es conocido como luz de malla. Es un trabajo manual que requiere nudos especiales, cordeles, agujas y trenzados.

Año de publicación: 1986

Fotógrafo: León Ruiz

Año de publicación: 1986

Fotógrafo: Gonzalo Escovar

TEJEDORA

Contra los ecos de París que Medellín quiso evocar en los años veinte a través de la vestimenta de sus mujeres, plagada de sombreros, peinados y encajes, en la que lo sugestivo y revolucionario empezaban a ser norma, las tejedoras reivindicaban la comodidad y familiaridad de los tejidos. Hechos con fibras naturales, estos resultan, no solo agradables al tacto, sino acogedores como un paisaje que nos es conocido.

Año de publicación: 1910

Fotógrafo: Gonzalo Escovar

Año de publicación: 1910

Fotógrafo: León Ruiz

ZAPATERO

La labor del zapatero era, hasta hace un par de décadas, uno de los oficios más comunes de la ciudad. Reparadores y transformadores del calzado, los zapateros hacían de la calle su lugar de trabajo: se ubicaban en un lugar específico o en recorridos por los barrios donde ofrecían sus servicios.

Con el aumento de la importación de cuero y zapatos de China y otros países, y por los cambios en los hábitos de consumo, los zapateros han visto reducida la demanda de sus servicios, por lo que hoy día es menos frecuente encontrar en las calles a estos hacedores.

Año de publicación: 1978

Fotógrafo: León Ruiz

Año de publicación: 1978