¿Cuándo fue la última vez que viste luciérnagas en tu ciudad? Mucha o poca, la luz artificial nos impacta a todos los seres vivos. A su exceso lo llamamos contaminación lumínica, un fenómeno que confunde a las aves, desorienta a los murciélagos, a las tortugas marinas, y a un sinfín de especies más. También altera los ciclos naturales del sueño.

A los humanos nos impide, entre otras cosas, ver las estrellas, nuestra guía e inspiración durante siglos. Este resplandor, a veces naranja o azul, proviene de elementos cercanos: los bombillos de la casa, incluso de la pantalla del celular. También nos llega de avisos electrónicos, de reflectores dirigidos hacia el cielo, del alumbrado público, y desde otras fuentes muy lejanas…. La contaminación lumínica es un problema creciente y es una de las razones por las que las luciérnagas están amenazadas.

A propósito de #LaHoradelPlaneta, en este especial te contamos sobre los efectos de la luz, ¡y resaltamos la importancia de la oscuridad para la naturaleza!

Este contenido es posible gracias a @grupoargos.